Posicionamiento orgánico - F5 Group

 

Posicionamiento web: ¿Qué es SEO y cómo ayuda a mi negocio?

Menú:

 

¿Cómo hago para que mi sitio web esté en los primeros lugares de Google?

 

Esta famosa pregunta se la hacen cientos de empresarios y emprendedores. La razón es que, de acuerdo con un estudio realizado por MOZ, el primer resultado en el posicionamiento web obtiene un 35% de los clics; el segundo, un 15% y así sigue la lista. Mientras más lejos estés, peores resultados para el tráfico y las conversiones.

Además de lo anterior, según el mencionado estudio, los usuarios perciben como líderes a aquellas marcas que se muestran entre los primeros resultados de Google. ¡Por eso es tan importante posicionarte bien en los grandes buscadores!

Ahora bien, para que tu sitio web se posicione en los primeros lugares, hace falta hacer ciertos ajustes. Aquí entran en el juego los especialistas en Search Engine Optimization (SEO), quienes se encargan de dos aspectos. Por un lado, el SEO On Page, que abarca el contenido, rendimiento y estructura del sitio web. Por el otro, el Off Page que incluye los links entrantes, entre otros aspectos.

Con estos dos aspectos cubiertos, es posible escalar en el mediano y largo plazo entre los resultados de Google. Pero calma; no es tan fácil. Para posicionarte, hace falta entender un poco de la historia del SEO, cómo funciona el algoritmo de buscador más grande de Internet y las mejores prácticas para tener éxito.

Vamos a ello.

 

¿Qué es SEO?

 

SEO es una abreviatura de Search Engine Optimization, una herramienta esencial del Marketing Digital. Se usa para que, al usar los buscadores (Google, Bing, Yahoo, etc), los usuarios encuentren tu sitio web entre los primeros resultados de manera orgánica.

Debido a esto último, el SEO es una herramienta poderosa. No depende de medios pagos. Es una fuente constante de tráfico a tu sitio web y precisamente por eso es una de las razones número uno para tomarlo en cuenta dentro de tu estrategia.

En ese sentido, invertir en SEO es trabajar en pro de tu sitio web, un espacio que es realmente tuyo dentro de Internet. Considéralo tu patrimonio. Es más importante, incluso, que tus cuentas en redes sociales.

Y sí. Las redes sociales son una herramienta esencial del Marketing Digital, pero van y vienen. Imagina qué pasaría si hubieras invertido cientos de dólares en HI5, ¿qué pasaría hoy día? Estarías totalmente desfasado, pues están plataformas mutan con los usuarios. Depende de terceros.

Tu sitio web, en cambio, permanece.

Por eso es tan importante que funcione.

En resumidas cuentas, las razones por las que somos fanáticos del SEO son las siguientes:

Te da autoridad:

Estar en los primeros lugares de Google significa que tu estrategia SEO funciona y tienes contenido relevante. No obstante, tal como mencionamos antes, para los usuarios también se traduce en que eres bueno en lo que haces (por algo estás ahí, ¿no?).

Esto se debe a que normalmente usamos los buscadores para encontrar consejos y soluciones a problemas que nos afectan. Si una empresa aparece entre las “respuestas” o resultados, es vista como una referencia en el tema.

Da la impresión de que Google, con todo su prestigio, te ubica como uno de los mejores en tu sector.

Aumenta las visitas a tu sitio web:

Aparecer en el top 10 asegura que más personas descubran tu marca. El objetivo de esto, por supuesto, es maximizar el número de conversiones e incrementar las ventas.

Mejora tus anuncios publicitarios: Google Adwords toma en cuenta el CTR, relevancia de palabras claves y la calidad de la página a la que dirigirá el anuncio.

Tales aspectos los toma en cuenta para evaluar tu posición en la subasta. Así, si tu página está optimizada, el costo de tu oferta en Google Adwords puede ser incluso menor de lo esperado.

Te ayuda a invertir en algo propio: tu sitio web es tu casa en Internet. Es tuyo, pase lo que pase, mientras los perfiles en redes sociales van y vienen.

Ahora bien, el posicionamiento orgánico no funciona como por arte de magia (¡pocas cosas lo hacen!). Requiere, en cambio, esfuerzo y tiempo. No obstante, una vez que estás en marcha los resultados se notan progresivamente y los resultados a mediano y largo plazo son muy favorecedores.

Finalmente, ya sabes qué es el SEO, cuáles son sus ventajas, pero viene otro punto importante. Seguramente quieres entender cómo funciona y de eso hablaremos en los siguientes apartados. Primero te daremos un resumen de lo que es el algoritmo de Google, el buscador más importante del mundo y luego pasaremos a los tipos de Search Engine Optimization.

Ambos datos son clave para entender el mundo del SEO.

 

El algoritmo de Google

 

En el mundo digital, Bing, Yahoo! y otros ocupan el 20% del marketshare, mientras que solo Google ocupa más del 80%. Por ello, si buscas aumentar el tráfico a tu web y despertar mayor interés sobre tu marca, conviene saber qué le importa al gigante de los buscadores.

En ese sentido, Google utiliza un complejo algoritmo para decidir si tu sitio web se muestra (o no) en los resultados. Con los años, esta herramienta se ha hecho cada vez más inteligente, al punto de que evalúa más de 200 variables.

Entre las variables, el algoritmo de Google toma en cuenta las palabras claves buscadas por el usuario, calidad del código, estructura de la página, autoridad del dominio, relevancia del contenido, links que entran y salen, entre muchos otros.

Desafortunadamente, desde los inicios de Google, algunos usuarios hallaron la manera de engañar el algoritmo con prácticas fraudulentas para posicionar sitios web cargados de publicidad. Esto fue conocido como Black SEO y hoy es fuertemente penalizado por el gigante de los buscadores.

Igualmente, debido a esto último, el equipo de Google comenzó a perfeccionar cada vez más el algoritmo, hasta convertirse en una herramienta realmente compleja. Así, el reto para los profesionales del buen SEO o White SEO es mantenerse constantemente actualizados.

Esto último se debe, sobre todo, a que el gigante de los buscadores casi nunca anuncia los cambios de su algoritmo. Simplemente los aplica y los webmaster afectados en algún momento notan cómo cae el tráfico de su web.

No obstante, todo esto tiene sentido. Al final de cuentas, Google es una empresa como cualquier otra y su objetivo es ofrecer un producto de calidad. Para que te hagas una idea, imagina qué ocurriría si cada vez que realizas una búsqueda encuentras únicamente sitios web que no te dicen nada, cargados de publicidad.

Sería decepcionante e inútil, ¿cierto?

Pero no te preocupes demasiado. Mantén la premisa de que a Google le interesa ofrecer contenido relevante a sus usuarios. A partir de allí, si tu sitio brinda información de valor y encima practica el buen SEO, no hay nada que temer.

Al contrario, hay mucho por ganar.

 

Black hat y white hat SEO: buenas y malas prácticas

 

El algoritmo analiza tu sitio web de manera integral. Así, toma en cuenta tanto aspectos internos, como externos. Por ello, existe el SEO-on-page y off-page. Ambos son bien importantes en tu estrategia.

 

Dentro del SEO-on-page, hay cuatro elementos claves a los que debes darle importancia. Estos son:

 

  • Contenido: textos, etiquetas, metadatos, imágenes.
  • Estructura: dominio, URL amigables, arquitectura del sitio, enlaces internos, rendimiento, velocidad, código, servidor.
  • Indexación. Idiomas declarados, factores geográficos, etc.

 

Por su parte, dentro del SEO-off-page, hay otros cuatro elementos en los que deberías fijarte:

 

  • Enlaces entrantes
  • Redes Sociales
  • Notas de prensa
  • Directorio y marcadores sociales

 

Todos estos contribuirán a que subas entre los resultados de Google progresivamente. Como dato a tener en cuenta, es conveniente aplicarlos en la estrategia durante el desarrollo de tu sitio. Esto es lo óptimo. No obstante, si tu web ya está en marcha, igualmente puede ayudar muchísimo.

 

Recomendaciones

 

Sé paciente: ver los resultados de toda tu estrategia SEO toma de 3 a 6 meses. Sin embargo, es una inversión fundamental para los objetivos de mediano y largo plazo en los negocios online. Genera tráfico constantemente, impulsa las conversiones de tu sitio web y mejora la percepción de los usuarios sobre tu marca.

Sé transparente: aquellos que practican el Black SEO corren el riesgo de ser penalizados fuertemente por Google. Una vez que ocurre esto es muy difícil recuperar la posición en el buscador y, aunque se deshaga el error, puede que tome mucho tiempo recuperar el tráfico.

Mejor que eso: ¡sé transparente! Toma un poco más de tiempo alcanzar los objetivos, pero una vez que estás arriba, el trabajo permanece. Así, no estarás en riesgo de perder cientos de visitas en cada actualización del gigante de los buscadores.

Sé estratégico: el SEO es importante para todo tipo de negocios. Mientras Google sea uno de los reyes en Internet, no es algo de lo podamos prescindir. Solo en esta plataforma se realizan cientos de millones de búsquedas a diario. Lograr un buen posicionamiento web en los buscadores es asegurar un torrente de visitas constantes a tu negocio.

Y ahora que tienes la teoría, ¡es hora de poner en práctica tus nuevos conocimientos! Cuéntanos en los comentarios todas tus dudas y si te entusiasma la idea de hacer crecer tu negocio, puedes suscribirte a nuestro newsletter para mantener siempre actualizado.

Mantente actualizado en nuestras
ÚLTIMAS NOVEDADES

Recent Posts
Fin de año F5 GroupQué es el Código Schema